1 oct. 2015

La oportunidad

En el anuncio del periódico decía claramente: "Se vende preciosa casa frente al mar. Tiene 3 plantas, jardín y piscina. Precio 1€".

"— ¡Pero qué tontería! Protestó el vagabundo y tiró el periódico al suelo. Dando vueltas por ahí en busca de comida vio el mismo aviso en una pared y más tarde cuando se disponía a cruzar una calle pudo ver otro cartel en el que estaba escrito el mismo anuncio de venta: "Se vende preciosa casa frente al mar. Tiene 3 plantas (pisos), jardín y piscina. Precio: un euro".

"El vagabundo se quedó pensando. Sintió curiosidad por saber qué clase de broma podría ser esa, y decidió averiguarlo pues no tenía nada que perder, además llevaba su último euro en el bolsillo. Al llegar a la dirección vio la casa, llamó a la puerta con timidez y le abrió una elegante mujer.

— Disculpe usted, vengo por lo del anuncio ¿es un sorteo o una broma?
— ¡Nada de eso! La casa está a la venta. Dijo la mujer.
— Sí, bueno, mire, hablo del precio. ¿Realmente vale un euro?
— Sí, así es. Si le interesa puede entrar a verla.

"Emocionado tras la visita a cada uno de las estancias de la preciosa casa, sacó del bolsillo de su pantalón el último euro que le quedaba y desde ese momento se convirtió en el propietario de la maravillosa casa. Aun así, decidió preguntar la razón por la cual la vendían tan barata; la mujer sonriendo le respondió: "Antes de morir mi marido indicó en su testamento que yo estaba obligada a vender la casa y luego transferirle el dinero de la venta a su amante. ¡Y claro, yo no puedo incumplir el último deseo de un moribundo!. Estuve publicando el anuncio cada semana desde hace seis meses pero ha sido usted el único que ha decidido venir. ¡Le deseo un buen día!' — dijo la mujer al alejarse".

0 comentarios :