2 oct. 2015

Atrapado

Atrapado entre tu mirada y la idea de olvidarte,
acurrucado entre las sabanas de la noche,
los sueños han calmado las ansias de correr
y el riachuelo ha vuelto a su cauce tras la riada
de esperanzas y anhelos.

A veces la bondad encarcela al ser,
lo hace sentir prisionero de su presente
y lo arrastra hacia un futuro previsible.
Y a veces, la locura es lo que hace mover
los molinos de viento.

No sé que pasará, pero sé lo que pasó
en mis sueños, y por primera vez
me siento satisfecho de haber sentido
sin haber tocado tu piel.
Cierro los ojos, y aún te veo.

0 comentarios :