11 ene. 2011

El campesino y el burro.

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de sacarlo sin éxito.

Finalmente el campesino decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco, y necesitaba ser tapado de todas formas y que realmente no valía la pena sacar el burro.

Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarlo. Todos tomaron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo. El burro se dió cuenta de lo que estaba pasando y lloró desconsoladamente.

Luego, para la sorpresa de todos, se tranquilizó. Después de unas cuantas paladas de tierra, el campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio...

Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble...

Se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba... mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, él se sacudía y daba un paso hacia arriba.

Pronto todo el mundo vio sorprendido como el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

De aquí se pueden concluir muchas cosas... Me alegro por el burro :)
(Que va a ser que no lo era tanto)

Anónimo dijo...

Mas de uno nos hemos caido en un pozo y hemos tenido que ser burros...el burro dócil, pacífico, que acabó casi enterrado en un pozo....
No me importaría seguir siendo burro apesar de no tener la fuerza de un caballo, siempre es un animal simpático.... hay mucho que aprender de ellos ;P.

Bonita historia de superación, o diría más bien superviviencia....


La Princesa.

la caserica dijo...

el no rendirse, la perseverancia y las ganas de luchar siempre dan buen resultado,pero, por desgracia siempre hay alguien que intenta dejarnos y enterrarnos en un pozo, pero con lo que no cuenta es con "NUESTRAS GANAS",sitico que nunca nos falten las ganas. Ufff me despido que ya me estoy enrollando jajajajajajajja.
Un besazo

sito dijo...

Toñita, Princesa y caserica... a veces el problema es que nosotros mismos somos el burro y a la vez somos los que nos lanzamos la tierra.

la caserica dijo...

cierto cierto y cierto.
por cierto jajajajajaj valga la redundancia, jejeje a ver si nos vemos pronto sitico.
Un beso.