7 dic. 2010

El viejo, un niño y el burro.

Había una vez un anciano y un niño que viajaban con un burro. Caminaban al lado del jumento cuando atravesaban un pueblo. Un grupo de niños se rió de ellos gritando:

- ¡Mirad qué par de tontos! De manera que tienen un burro y van los dos andando. Por lo menos el viejo podría subirse a él. Entonces el anciano se subió al burro y ambos siguieron la marcha. Al pasar otro pueblo, algunas personas se indignaron al ver al viejo sobre el burro y dijeron:

- Parece mentira. El viejo cómodamente sentado en el burro y el pobre niño caminando. Viejo y niño intercambiaron sus puestos. Al llegar a la siguiente aldea, la gente comentó:

- ¡Esto sí que es intolerable! El muchacho sentado en el burro y el pobre anciano caminando a su lado. Puestas así las cosas, el viejo y el niño se subieron al burro. Poco después venían un grupo de campesinos por el camino. Les vieron y les dijeron:

- ¡Es vergonzoso lo que hacéis! Vais a reventar al pobre animal. El viejo y el niño tomaron la determinación de cargar al burro sobre sus hombros, pero entonces la gente se mofó de ellos diciéndoles:

- Nunca vimos una gente tan boba. Tienen un burro y en lugar de montarlo, lo llevan a cuestas. De repente el burro se revolvió con fuerza y se desplomó a un barranco, hallando la muerte. El viejo, súbitamente, instruyó al muchacho:

- Querido mío, si escuchas las opiniones de los demás y les haces caso, acabarás más muerto que este burro. ¿Sabes lo que te digo? Cierra tus oídos a la opinión ajena. Que lo que los demás dicen te sea indiferente. Escucha únicamente la voz de tu corazón.

Cuento "El viejo, un niño y el burro", de Graciela Vega, publicado en revista Billiken (Ed. Atlántida)- 2006.

6 comentarios :

Martín dijo...

Ya la conocía, pero sigue gustándome. Me recuerda a cuando todo el mundo me dice que tengo que hacer con mi resfriado...:-P

sito dijo...

bueno, es una opinión...

Isabel Martínez Llorente dijo...

Yo también lo conocía... Y cuanto más tiempo pasa, más me gusta: no hay mayor lección que actuar según tu propio criterio, siempre que sea razonable. La gente opina de todo sin saber de nada.

Salud!os

sito dijo...

Hola Isabel, cuanto tiempo... Pues yo he de decir que con el personaje que más me siento identificado de esta historia es con el burro...

Anónimo dijo...

Yo no conocía esta historia.......pero a todos nos pasa sobre todo a la hora de tomar decisiones importantes, cuando todo el mundo opina y encima tu ya tienes tu propia lucha interna...
Da igual cual sea la decision que tomes, siempre habrá quien la apoye y siempre habrá quien la critique, pero tomes la decisión que tomes, quedate con la conciencia tranquila y el corazón en paz...

La Princesa

jose hector vera dijo...

muy buena la historia del burro y el abuelo.
esto sucede muchas veces en nuestra vida.
escuchamos diversas opiniones, y cada una tiene su intencionalidad. y al final, no podemos contentar a nadie.
creo que la vida esta en nuestra manos. son un cumulo de descisiones.
cada uno se va haciendo de un futuro, va marcando su rumbo.
jose hector vera
salta, argentian
elimaginador@hotmail.com