5 nov. 2010

Nostalgia

Hubo un tiempo en que lo cotidiano era lo bello. Hubo un tiempo en que lo sencillo no era confundido con lo simple. Hubo un tiempo en que la información no era difamación. Hubo un tiempo en que el amar era un acto de generosidad pura. Hubo un tiempo en el que un balón reglamentario era un tesoro codiciado. Hubo un tiempo en que la humildad no era noticia. Hubo un tiempo en que una piedra era un poste de una portería de fútbol. Hubo un tiempo donde los niños desaparecían de sus casas al amanecer y no volvían hasta el anochecer. Hubo un tiempo en que equivocarse era aprender. Hubo un tiempo en que una bofetada del profesor era un aprendizaje de la propia vida. Hubo un tiempo en que cometer alguna falta producía insomnio. Hubo un tiempo en que la amistad no tenía contraprestación alguna. Hubo un tiempo en que la mirada contenía sentimientos. Hubo un tiempo donde dar era más que recibir. Hubo un tiempo en que tú lo eras todo. Hubo un tiempo donde el futuro era incierto, pero había esperanza. Hubo un tiempo en que cada día era una nueva aventura. Hubo un tiempo en que una sonrisa hacia variar el rumbo de una vida. ...Hubo un tiempo en que el mayor sueño era aquel beso que nunca llegaba.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Sabes... yo he vuelto a aprender a llorar... No recordaba lo mucho que liberaba :)

Por cierto, nuevo cambio de look en el blog. Es refressshcante...

Martín dijo...

Jo, que potito

Anónimo dijo...

Hubo un tiempo en que creia que los sueños y esperanzas en cualquier caso se tenian que cumplir....y no ha sido así.
Pero tendremos que seguir inventando otros sueños y esperando no perder la esperanza....

La Princesa. ;D

Anónimo dijo...

Tienes razón, pero hace tanto tiempo de todo eso que las nuevas generaciones ni siquiera lo conocen,y la mayoría de gente no nos detenemos a pensar en que "hubo un tiempo en el que...", aunque deberíamos, seriamos menos materialistas. Al final coincido con Irene si que tienes algo de irenista.
Un blog interesante,
Un saludo
MD.

sito dijo...

a MD: no hay que mirar atrás, pero siempre deberíamos quedarnos con lo aprendido del pasado.